lunes, 16 de abril de 2012

Ogame: nuevas características en su versión 4.0





Hace poco que mencioné en un artículo una serie de características que se sumaban al juego, como por ejemplo los depósitos para esconder recursos hasta cierto límite o el sistema de "honor" o reputación de los jugadores por sus actitudes más o menos deportivas. Ahora, en la que ha llamado su versión 4.0, Ogame vuelve a incluir más detalles:
- Jugadores en línea: desde la pantalla de "galaxia" se puede ver si otros jugadores están en línea o ausentes, y cuanto tiempo ha pasado desde su más reciente actividad.
- Página de chat.
- Mercado, dividido en varias secciones.
En una de esas secciones podremos participar en subastas, detalle que tal vez muchos conozcan de otros juegos, como por ejemplo Deepolis. En otra sección está el "chatarrero", a quién podremos venderle naves o defensas a cambio de recursos. Una tercera sección se llama "importador/ exportador", y la cuarta es la ya existente de "mercader", donde podemos cambiar un recurso por otro a cambio de 3500 unidades de "materia oscura".  En mi opinión, esa sección podría cambiar también por un mercado donde se pueda comprar y vender recursos, similar al existente en juegos como Imperia Online.
Además de lo ya mencionado, cada nuevo jugador comienza con 8500  unidades de materia oscura y  se encontrará con un inventario con varios espacios donde colocar sus compras, por ejemplo, un robot  que acelere los trabajos o  un incremento temporal en la producción de recursos.


Leia Mais…

domingo, 1 de abril de 2012

Malvinas: la Argentina okupada







No sé en cuántos países se usa el término "okupa". Para quien no lo conozca, okupas son aquellos que se meten en una propiedad tuya y te obligan a hacer toda clase de reclamos legales y juicios hasta que por fin logras sacarlos. En Argentina tenemos okupas ingleses, en las islas Malvinas, conocidos como kelpers, o también "bennys" o "beans". Originalmente los ingleses intentaron invadir Buenos Aires, en 1806 y 1807, de donde fueron expulsados las dos veces tras duros combates. En 1833 invadieron las islas Malvinas, y esa es una historia que todavía continúa. A 30 años de la guerra, los justos reclamos han tomado formas pacíficas. Toda embarcación que venga de las Malvinas o se dirija hacia allá debe pedir autorización al gobierno argentino para navegar por nuestras aguas o hacer un rodeo que le obligue a gastar mucho más combustible. Parte del abastecimiento de los invasores se realiza por avión, en un largo viaje que cruza medio planeta y eleva los costos de los productos. Ningún barco puede utilizar puertos sudamericanos si lleva la "bandera" ridícula e ilegal que se inventaron los kelpers. Toda empresa petrolera que quiera participar del saqueo de petróleo argentino alrededor de las Malvinas enfrentará a acciones legales, noticia que ya les hizo perder un total de 44.000 millones en la bolsa de valores. Ver este link.  
En estos 30 años los ingleses han tenido que gastar cientos de millones en el movimiento de tropas y navíos militares para mantener ocupadas las Malvinas, mientras que Argentina no ha tenido que gastar un solo peso para obtener el apoyo regional. Cuando muchos Estados coinciden en la validez y legitimidad del reclamo, no se trata en absoluto de una simple coincidencia, sino en la confirmación latinoamericana de un hecho innegable: las Malvinas son argentinas.
Se podrá afirmar que las medidas mencionadas anteriormente no son suficientes, o que tienen sus deficiencias, pero también tienen resultados visibles y contituyen un buen comienzo para una serie de acciones pacíficas que combinarán eventualmente en la liberación de nuestras Malvinas.

A pesar de la cantidad de soldados, armas antiaéreas, submarinos nucleares y cruceros de tecnología avanzada que los ingleses llevaron a las Malvinas, hubo varios casos de argentinos que desafiaron todos los peligros y atravesaron todas esas medidas.  La primera recuperación temporal de las Malvinas fue en el mismo año en que fueron invadidas, fue el hecho conocido como la rebelión del gaucho Rivero
Mucho años más tarde, antes y después de la guerra de 1982, ocurrieron los hechos antes mencionados:
- 1964 y 1968. Miguel Fitzgerald, aviador argentino. Viajó no una sino dos veces a Malvinas por su cuenta.
- 1966, el hecho conocido como "Operativo Condor". Cuando un grupo de argentinos desvía un avión y lo obligatora  a aterrizar en Malvinas para presentar personalmente sus reclamos.
- 27 de febrero de 1989, el velero Patagón llega a Puerto Argentino, capital de las Malvinas, después de atravesar todas las medidas de vigilancia de los ingleses. Tres años después lo vuelven a hacer en el velero Malabar.
- Junio de 1998, otro piloto argentino aterriza en las islas Malvinas.
- 1999, Un grupo de argentinos viaja a Malvinas y firman de manera clandestina la película Fuckland. Los okupas no advirtieron en ningún momento que estaban siendo filmados para  una película.
- Abril de 2012,un hacker argentino entra al sitio web del periódico de las Malvinas. Durante varias horas se ve la bandera argentina en ese sitio y se escucha la Marcha de las Malvinas.

No se puede dejar de nombrar y rendir homenaje por supuesto, a 30 años de la guerra, a los héroes que  lucharon por nuestro país, con menos recursos que los ingleses pero con mucho más valor: los soldados que llegaron a luchar cuerpo cuerpo y con bayonetas contra los invasores ingleses; los marinosque  desembarcaron en nuestras islas el 2 abril, los submarinistas que desafiaron a la tercera flota del mundo, la atacaron tres veces y nunca fueron localizados por el enemigo; los aviadores que volaron a más de 800 km/h apenas por encima de las olas y al límite de su capacidad de combustible para descargar sus bombas con letal puntería contra los navios piratas. Todos y cada uno de quienes no dudaron en salir en defensa de nuestro país.
Los legítimos reclamos continúan, por los medios ya mencionados, y continuarán hasta que regresemos con nuestra bandera azul y blanca a nuestras islas Malvinas.




Leia Mais…