sábado, 17 de noviembre de 2012

Acróstico de amor N°5



Foto: nestorgalina


Mi sonrisa un cambio atestigua
Incontables veces renacida


Verte feliz me inspira y me motiva
Irresistible musa, estrella guia.
Despertamos a una nueva vida
Abrazados al inicio de una senda compartida


Cada dia juntos, dos miradas coinciden
Otra vez nuestras manos se unen
Nuevo dia, nueva oportunidad
Tienes encanto,de verdad.
Incondicional, te abro el alma mia
Generoso al amarte sin medida
Orgulloso de ser tu enamorado.



Leia Mais…

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Mar del Plata, 27° Festival Internacional de Cine



Foto: CDN Digital



No voy al cine con frecuencia, pero hay una ocasión muy adecuada para hacer  excepciones: el Festival Internacional de Cine. En esos días voy al cine más veces que en todos los demás meses del año.
Es un festival de clase "A", reconocido por la Federación Internacional de Asociaciones de Productores Cinematográficos, junto con el de Cannes, Berlín, Venecia o San Sebastián.
 No puedo decir que haya asistido desde el principio, pues el primero se celebró en 1954, Se llamó "Festival Cinematográfico Internacional" y asistieron figuras reconocidas de la época, como Gina Lollobrigia y Errol Flynn. En los años siguientes volvió a realizarse de manera intermitente, con pausas de unos cuantos años entre uno y otro, hasta que volvió a realizarse de manera regular desde 1996. Desde ese momento sólo cambió el momento del año en que se organizaba, a veces en marzo, a veces en noviembre.
Otro cambio relevante es el que aporta la tecnología, pues ahora se puede visitar su sitio oficial en Internet. También se puede descargar, desde la sección "programa", una guía en PDF con una completa descripción de las películas y cortometrajes participantes, en español y en inglés.
Tal vez no te encuentras ni siquiera cerca de Mar del Plata, pero ese archivo contiene información muy interesante sobre películas de muchos países. Algunas serán películas de tu país, otras pueden resultarte interesantes y es posible que más tarde las veas en un cine o en TV.
En esos días tengo oportunidad de ver películas que normalmente no pasan en el cine o en TV. Por ejemplo, he visto películas muy buenas de Corea del Sur. Claro que nunca me pierdo la sección de cine latinoamericano.
Imagina unos cuantos días en que las entradas al cine son más baratas, los filmes son una selección de lo mejor del mundo, se pueden ver desde las 10 de la mañana hasta trasnoche. Mientras se hace la fila se escucha los comentarios de quienes ya vieron otros filmes, además de la información previa que uno tiene gracias al sitio web, la guia y el folleto con los horarios y las salas participantes. Son buenos días para disfrutar de las historias que algunos imaginaron y otros llevaron a la pantalla.



Leia Mais…

lunes, 5 de noviembre de 2012

Espacio exterior vs. la conquista de uno mismo


Imagen: dprevite


De vez en cuando se publica una noticia sobre el descubrimiento de nuevos planetas. Una vez más, algunos se preguntarán si son como el nuestro, si existe vida inteligente en otros mundos. Una ingeniosa respuesta que leí hace tiempo, y que tiene algo de verdad, decía que aún estamos buscando vida inteligente en el nuestro. ¿Debe importarnos realmente si hay otra civilización allá afuera, si saben de nosotros o incluso si nos están observando? ¿Por qué esperaríamos que entren en contacto con nosotros?
 En nuestro planeta se invierte mucho más dinero en armamentos que en medicamentos o educación. En todo momento circulan bajo las aguas submarinos con suficientes armas nucleares para destruir un país o varios países pequeños. Hay multimillonarios que tienen mucho más dinero del que podrían gastar en tres vidas, mientras que otros seres humanos deben sobrevivir con menos de un dólar por día. Tenemos la ONU, donde hay tratados y resoluciones ignorados por los países más poderosos cuando no responden a sus intereses particulares. Incluso contaminamos el mismo ambiente en que vivimos.
Supongamos por un momento que estuvieran allá afuera ocultos, observándonos, de manera similar a como un antropólogo observaría una tribu primitiva. Esperarían pacientemente hasta que nosotros, con nuestras acciones, respondamos una importante pregunta: ¿somos por naturaleza una especie autodestructiva o tenemos la posibilidad de cambiar para bien?
Si somos peligrosos incluso para nosotros mismos, nuestro final quedará registrado para el estudio de otros  "antropólogos". Nunca sabremos que estuvieron ahí. Por otro lado, si aprendemos de nuestros errores y los superamos, si cambiamos para bien, eventualmente llegaría el momento en que nosotros salgamos al encuentro con ellos, sin representar un peligro, sino un conjunto de interesantes posibilidades.

  En 1967 entró en vigor el tratado del espacio exterior, conocido formalmente como " tratado en los principios de la gobernanza de las actividades de las naciones en la exploración y uso del espacio exterior, incluyendo a la luna u otros cuerpos celestes". 
Uno de sus principios prohíbe la colocación de armas de destrucción masiva en órbita de la tierra, la luna, o en otros cuerpos celestes. También se establece que los cuerpos celestes son patrimonio de la humanidad y por tanto no pueden ser reclamados como territorios de un país en particular. En el año 2011, cien países ya forman parte de ese tratado. Sin embargo, ¿podemos suponer de manera optimista que tales normas serán respetadas? ¿Seguirán existiendo normas y excepciones, como ocurre con los países que en  la ONU tienen poder de voto y de veto?


La "Primera directiva"

 La ciencia ficción ya se ha adelantado a considerar estos temas. Quienes simpatizan con las películas y series de Star Trek han escuchado más de una vez sobre la primera directiva. Dentro del universo de ficción de esa serie, constituye un principio fundamental según el cual los protagonistas se comprometen a no interferir en el desarrollo de otra cultura, incluso si estuviera a punto de autodestruirse.

Veamos un par de fragmentos de la misma:

"La Primera Directiva reconoce:
El derecho de cada ser vivo de vivir en concordancia con su normal evolución cultural, ningún personal de la Flota Estelar interferirá en el sano y normal desarrollo de la vida y cultura alienígena.
Entre sus interferencias se incluye la introducción de conocimiento superior, fuerza o tecnología a un mundo cuya sociedad es incapaz de manejar esas ventajas sabiamente.

(...) Se consideró que llevarlos más allá de sus propios logros, podía ser traumático e inclusive podía llevarlos al mal uso de los nuevos conocimientos y traer consecuencias graves, como conflictos por soberanía, la conquista de otras razas y otras actitudes provenientes de haber dado un salto en su evolución sin estar preparados."

 Se trata de ciencia ficción... por ahora. Suena tan razonable que no me sorprendería que un día se vuelva realidad la redacción de un principio muy similar. Incluso explicaría por qué otras civilizaciones más avanzadas, si existieran y supieran de nosotros, no entrarían en contacto. 
Estamos lejos de la conquista del espacio exterior, y así será mientras estemos mucho más lejos de la conquista de nuestro espacio interior, nuestra conciencia, nuestras responsabilidades como ciudadanos, la adopción de nobles aspiraciones, con medios éticamente correctos. Recordemos que para que el mal triunfe, es suficiente con que la gente buena no haga nada. Por eso no importa si hay alguien ahí afuera, porque la resolución de nuestros conflictos comienza dentro de cada uno de nosotros.



Leia Mais…

jueves, 1 de noviembre de 2012

Voto a los 16, ¿Si o no?



Foto:Alan Cleaver


El proyecto de voto optativo a los 16 años se aprobó en el la Cámara de Diputados en medio de un escándalo y un debate que ya venía de hace tiempo. Gritos, acusaciones, insultos y cantos de jóvenes que estaban presentes con banderas partidarias. Ver fotos en este link
Me pregunto si es común que se deje entrar a jóvenes de un grupo político afín al gobierno en una sesión de Diputados. Supongo que no debiera serlo el hecho de que la oposición se levante y se retire, o que uno de los funcionarios acuse de "narcosocialistas" y "esclavos de corporaciones" a quienes piensen diferente.
¿Cómo empezó este tema? En Argentina votar es obligatorio desde los 18 años. No se trata solamente de haber propuesto que se pueda votar en forma optativa desde los 16, lo cual se puede y se debe debatir tomando el tiempo que sea necesario. Se trata también del contexto en que esto ocurre. Hace un tiempo nos soprendimos con una noticia preocupante: la presencia de La Campora en escuelas, una agrupación política fundada en el año 2006 y de orientación inclinada a la del actual gobierno. En la ciudad de Buenos Aires se habilitó una línea telefónica gratuita para denunciar la presencia de ese grupo, -ver artículo al respecto en este link- en las escuelas donde se presentara, alegando que se estaría adoctrinando a los estudiantes a favor del actual gobierno. Como se puede ver en las imágenes de un link anterior, quienes estaban en las tribunas de la Cámara de Diputados  portaban carteles precisamente con la inscripción "La Cámpora". Otros detalles contextuales: el debate ocurre mientras baja la popularidad  de la presidenta y se comienza a pensar en las próximas elecciones.

Por un lado están quienes piensan que el gobierno quiere utilizar a los jóvenes para obtener más votos, ya se trate de políticos, periodistas o gente común y corriente quienes asi opinan. Por otra parte, los defensores del proyecto hablan de libertad para elegir, progreso, y el hecho de que nada garantiza que los adolescentes voten por la continuidad de un sistema muy criticado. Ese es un debate centrado en las posibles intenciones. En lo referente a la idea en sí misma, también están divididas las opiniones. Por una parte están quienes consideran que a los 16 años, en el siglo XXI, ya se tiene plena comprensión de muchos temas y por lo tanto se está listo para elegir un presidente. Por el contrario, otros opinan que es poca edad para comprender  el funcionamiento de
la política y la economia, escuchar los discursos con pensamiento crítico, saber leer entre líneas la propaganda política y mediática, diferenciar entre cada candidato y su proyecto, mientras se encuentran todavia cursando la escuela media.

Teniendo en cuenta que deben estudiar varias asignaturas a la vez, dar exámenes, buscar su primer trabajo, terminar de madurar  y aprender educación sexual, para no cometer errores que les arruinen la vida, no pienso que además se les deba cargar con la responsabilidad de elegir a un presidente.En las escuelas suele haber clases de instrucción cívica,es decir, las clases donde aprenden lo más básico sobre derechos y obligaciones como ciudadanos. Si se votara a los 16 años, en el mejor de los casos no se estaría aprendiendo esas nociones previamente, sino sobre la marcha.

Incluso entre los propios jóvenes hay opiniones divididas.¿Que ocurre en otros países? El voto es optativo en Brasil a los 16 años, mientras que en Japón, no se puede votar, fumar,beber o contraer matrimonio hasta cumplir la mayoria de edad, a los 20.

No se puede generalizar en cuanto a la madurez o inmadurez, pero tampoco debería existir tal prisa por involucrar a alguien joven en asuntos muy serios. Si vamos a generalizar y suponer  que alguien a los 16 años está en todo sentido listo para votar, podemos decir entonces que también lo está para ser penalmente responsable por cualquier crimen que cometa y ser juzgado como mayor, poder casarse, conducir con licencia, salir del país, iniciar una carrera militar o incluso, en vez de elegir...ser elegido. Si un gobierno los quiere "maduros" solo para votar, entonces si que podría sospechar que se los esté utilizando.

Continuar votando a los 18 no significa prohibirles el voto, sino que deban esperar dos años más mientras observan y aprenden.Incluso si se termina aplicando, yo propondría un pequeño detalle: que se ponga en práctica recién después de las elecciones de 2015 y que se aproveche ese tiempo para mejorar la calidad de la educación, particularmente en instrucción cívica. Como el debate todavía puede continuar por largo tiempo, cada uno puede dejar su opinión en la sección de comentarios.



Leia Mais…