jueves, 1 de noviembre de 2012

Voto a los 16, ¿Si o no?



Foto:Alan Cleaver


El proyecto de voto optativo a los 16 años se aprobó en el la Cámara de Diputados en medio de un escándalo y un debate que ya venía de hace tiempo. Gritos, acusaciones, insultos y cantos de jóvenes que estaban presentes con banderas partidarias. Ver fotos en este link
Me pregunto si es común que se deje entrar a jóvenes de un grupo político afín al gobierno en una sesión de Diputados. Supongo que no debiera serlo el hecho de que la oposición se levante y se retire, o que uno de los funcionarios acuse de "narcosocialistas" y "esclavos de corporaciones" a quienes piensen diferente.
¿Cómo empezó este tema? En Argentina votar es obligatorio desde los 18 años. No se trata solamente de haber propuesto que se pueda votar en forma optativa desde los 16, lo cual se puede y se debe debatir tomando el tiempo que sea necesario. Se trata también del contexto en que esto ocurre. Hace un tiempo nos soprendimos con una noticia preocupante: la presencia de La Campora en escuelas, una agrupación política fundada en el año 2006 y de orientación inclinada a la del actual gobierno. En la ciudad de Buenos Aires se habilitó una línea telefónica gratuita para denunciar la presencia de ese grupo, -ver artículo al respecto en este link- en las escuelas donde se presentara, alegando que se estaría adoctrinando a los estudiantes a favor del actual gobierno. Como se puede ver en las imágenes de un link anterior, quienes estaban en las tribunas de la Cámara de Diputados  portaban carteles precisamente con la inscripción "La Cámpora". Otros detalles contextuales: el debate ocurre mientras baja la popularidad  de la presidenta y se comienza a pensar en las próximas elecciones.

Por un lado están quienes piensan que el gobierno quiere utilizar a los jóvenes para obtener más votos, ya se trate de políticos, periodistas o gente común y corriente quienes asi opinan. Por otra parte, los defensores del proyecto hablan de libertad para elegir, progreso, y el hecho de que nada garantiza que los adolescentes voten por la continuidad de un sistema muy criticado. Ese es un debate centrado en las posibles intenciones. En lo referente a la idea en sí misma, también están divididas las opiniones. Por una parte están quienes consideran que a los 16 años, en el siglo XXI, ya se tiene plena comprensión de muchos temas y por lo tanto se está listo para elegir un presidente. Por el contrario, otros opinan que es poca edad para comprender  el funcionamiento de
la política y la economia, escuchar los discursos con pensamiento crítico, saber leer entre líneas la propaganda política y mediática, diferenciar entre cada candidato y su proyecto, mientras se encuentran todavia cursando la escuela media.

Teniendo en cuenta que deben estudiar varias asignaturas a la vez, dar exámenes, buscar su primer trabajo, terminar de madurar  y aprender educación sexual, para no cometer errores que les arruinen la vida, no pienso que además se les deba cargar con la responsabilidad de elegir a un presidente.En las escuelas suele haber clases de instrucción cívica,es decir, las clases donde aprenden lo más básico sobre derechos y obligaciones como ciudadanos. Si se votara a los 16 años, en el mejor de los casos no se estaría aprendiendo esas nociones previamente, sino sobre la marcha.

Incluso entre los propios jóvenes hay opiniones divididas.¿Que ocurre en otros países? El voto es optativo en Brasil a los 16 años, mientras que en Japón, no se puede votar, fumar,beber o contraer matrimonio hasta cumplir la mayoria de edad, a los 20.

No se puede generalizar en cuanto a la madurez o inmadurez, pero tampoco debería existir tal prisa por involucrar a alguien joven en asuntos muy serios. Si vamos a generalizar y suponer  que alguien a los 16 años está en todo sentido listo para votar, podemos decir entonces que también lo está para ser penalmente responsable por cualquier crimen que cometa y ser juzgado como mayor, poder casarse, conducir con licencia, salir del país, iniciar una carrera militar o incluso, en vez de elegir...ser elegido. Si un gobierno los quiere "maduros" solo para votar, entonces si que podría sospechar que se los esté utilizando.

Continuar votando a los 18 no significa prohibirles el voto, sino que deban esperar dos años más mientras observan y aprenden.Incluso si se termina aplicando, yo propondría un pequeño detalle: que se ponga en práctica recién después de las elecciones de 2015 y que se aproveche ese tiempo para mejorar la calidad de la educación, particularmente en instrucción cívica. Como el debate todavía puede continuar por largo tiempo, cada uno puede dejar su opinión en la sección de comentarios.