martes, 3 de enero de 2012

Ajedrez: características, curiosidades y beneficios










No hay dos partidas iguales. No necesita energía eléctrica ni recargar baterías (Si usa un tablero). Se puede jugar en casi cualquier parte y en su aparente simplicidad esconde muchas posibilidades. En pleno siglo XXI, convive triunfante entre docenas de video juegos sofisticados. Aprender a jugar al ajedrez no es más difícil de aprender a usar un videojuego de acción que requiere teclado y ratón. Sin embargo, además de entretener, el ajedrez reporta bastantes beneficios:


-Mejorar la capacidad de observación y la concentración.

-Análisis y síntesis: analizar y decidir entre diferentes jugadas posibles.

-Potenciar la memoria, habilidad relacionada a la vez con las dos anteriores.

  -Habilidad para resolver problemas y tomar decisiones bajo presión y con tiempo limitado.

-Creatividad, imaginación, pensamiento lógico y espacial.

- Aprender a manejar la ira y la frustración.

- Mejorar la autoestima a tomar conciencia de los progresos realizados.




En su grave rincón, los jugadores
rigen las lentas piezas. El tablero
los demora hasta el alba en su severo
ámbito en que se odian dos colores.


Adentro irradian mágicos rigores
las formas: torre homérica, ligero
caballo, armada reina, rey postrero,
oblicuo alfil y peones agresores.


Cuando los jugadores se hayan ido,
cuando el tiempo los haya consumido,
ciertamente no habrá cesado el rito.

En el Oriente se encendió esta guerra
cuyo anfiteatro es hoy toda la tierra.
Como el otro, este juego es infinito.


Ajedrez (fragmento), poema de Borges recitado por él mismo en el video.



Se cree que el juego más largo teóricamente posible es de 5,949 movimientos.No se cómo se habrá calculado si se supone que nadie lo ha jugado. El tiempo más largo registrado para mover una pieza de un jugador es del Maestro Internacional Trois de Brasil con 2 horas y 20 minutos en su séptima movida ( Ahora entiendo que se usen relojes con tiempo limite, para evitar que eso se repita). Se calcula que el número posible de combinaciones para jugar las primeras cuatro movidas de cada lado es de 318.979.564.000. No me extraña que no haya dos partidas iguales.



Por si esto fuera poco, existen una variedad de variaciones del ajedrez, ver link, desde tableros para tres o cuatro jugadores al mismo tiempo, hasta juegos de ajedrez tridimensional. Esto sin mencionar la enorme variedad de diseños de tableros y piezas, libros de ajedrez, juegos para PC y sitios web para jugar en línea con otras personas. Incluso en la serie Star Trek (viaje a las estrellas) muchos hemos visto una curiosa variante del ajedrez, del cual no sé si realmente existen reglas y si puede jugarse. Con tantas ventajas, es lógico que en la pasada Navidad, al comprar un regalo, haya preferido este juego inmune al paso del tiempo el lugar de un videojuego de acción donde personajes virtuales se maten unos a otros. En este nuevo siglo, sigue siendo una de las alternativas que elijo en mi tiempo libre antes que otras opciones más "sofisticadas".

2 comentarios:

Conchi dijo...

Hola, Jorge. Me ha dado mucha alegría encontrar tu visita en mi blog y que hayas vuelto a publicar en el tuyo. Antes de nada quiero desearte un feliz año, que sigas escribiendo y haciendo todo aquello que te gusta, además de disfrutar de la vida. Y que tengas mucho amor a tu lado!!!

Lo del ajedrez es muy interesante. Yo aprendí a mover las piezas y sé poco más. Cuando era niña jugaba en el colegio, después he jugado algo con mi marido y mi hijo, pero no mucho. Nunca es tarde para volverse a enganchar a este juego, ¿verdad?
Me gusta más cuando se tiene a una pareja real delante que jugar con el ordenador, aunque no siempre se encuentra pareja, jeje.

Un abrazo desde España.
Conchi

Jorge Fenix dijo...

Gracias por pasar,Conchi. Yo aprendi de niño tambien, y no es una actividad donde me haya destacado mucho, pero siempre fue entretenido. Ya que tengo cerca el ordenador, lo uso a veces tambien para jugar. No deja de ser atractivo.
Un abrazo desde el sur.