sábado, 9 de febrero de 2008

Las malas palabras









Muchos aún recuerdan la participación del genial escritor y dibujante Fontanarrosa en el III Congreso Internaciona de la Lengua,en el 2004. Al ser invitado,sorprendió a los organizadores anunciando que hablaria sobre las malas palabras, y demostró con ingenio y humor que se podia reflexionar sobre las mismas,sobre su definición y su uso.Invitaba a pensar,por ejemplo:
"¿Por qué son malas palabras? ¿Le pegan a las otras palabras?¿Son de mala calidad, y cuando uno las pronuncia se deterioran?¿Quien las define como malas palabras?".
Recordé esta conferencia porque hace poco pensaba en este tema. Podríamos suponer que es fácil hacer una lista y decir que esan son,las que han sido clasificadas.Sin embargo,si viajamos a otro país,encontraremos que algunas de nuestras inocentes palabras alli son insultos,y viceversa.
No significan lo mismo algunos términos en Argentina,en España o en Brasil, donde la similitud entre el español y el portugués puede ser engañosa a veces.Los turistas españoles,por ejemplo, saben que aqui deben "tomar" o "agarrar" en vez de usar otro término. Mientras asi sea,no sonará extraño que quieran "tomarse" un taxi para ir del aeropuerto al hotel. En Brasil, conviene que compremos un "pacote" y no un paquete de lo que necesitemos, y que para estar elegantes usemos un "terno" y no un saco.¿Significa esto que podemos formular un insulto sin darnos cuenta y sin intención? Por definición, un insulto tiene una clara intencionalidad y quien lo dice lo hace conscientemente. Entonces,las "malas palabras" dependen del contexto,la intención,y la interpretación, como para complicar un poco el tema.
Que yo sepa,existen en todos los idiomas y han existido siempre. Me ha llamado la atención que al aprender otros idiomas,muchas personas se sientan interesados en conocerlas.Parece que muchos quieren ser poliglotas.
En Argentina,tenemos una serie de expresiones comunes,que solemos decir en algunas circunstancias:

-Cuando pensamos que alguien es muy torpe.
-Cuando la mala conducta de alguien nos deja pensando en su madre.
-Cuando llueve intensamente.
-Cuando pedimos a alguien que no nos moleste o que deje de hacerlo.
-Cuando decimos que alguien tiene mucha suerte.
-Cuando una direccion que buscamos está muy lejos de casa.
-Cuando una cosa no nos importa mucho.
-Cuando nada nos importa.
-Cuando conseguimos algo luego de gran esfuerzo y sacrificio.
-Cuando alguien pone mucho esfuerzo en su trabajo o en su estudio.
-Cuando alguien vive distraído o medio desconectado de la realidad.
-Cuando alguien tiene cara de mal dia.
-Cuando le preguntamos a alguien como le fue y resulta que no le fue bien.
-Cuando le sugerimos a alguien a donde se puede ir.

No las voy a mencionar aqui,pero me temo que ya las hemos exportado en series,peliculas y otro medios.No se por qué,por ejemplo, se han vuelto tan usadas algunas palabras terminadas en "udo", y no me refiero precisamente a "agudo" o "suertudo".Dijo también Fontanarrosa en aquella conferencia:
"Hay palabras de las denominadas malas palabras que son irrreemplazables,por sonoridad,por fuerza y por contextura física de la palabra.No es lo mismo decir que una persona es tonta o sonsa o decir que 'es un pelotudo'.El secreto de la palabra pelotudo,ya universalizada-no se si ya está en el Diccionario Panhispánico de Dudas-podría referirse a un utilero de futbol.El secreto está en la letra T".
Hablando de otros términos también frecuentes,tal vez la extensa costa que tenemos sobre el Atlántico explique la frecuente alusión a las caracolas marinas y a las personas a quienes atribuimos su propiedad o pertenencia.
En Argentina tenemos dos grandes exponentes del humor, con estilos muy diferentes.Imagino que los podrán ver en youtube. Por un lado,Enrique Pinti,quien no solo es conocido por hacernos reir y reflexionar a la vez, sino por la cantidad de "malas palabras" que utiliza. Por otro lado,la gente del grupo Les Luthiers,excelentes músicos y humoristas, lleva 40 años haciendo sus espectáculos sin incluir una sola palabrota en los mismos.A mi me gustan ambos estilos, y con ambos me he divertido mucho.
No escribo estas líneas para hacer defensa o condena de esta particular familia de palabras, sino simplemente hacer un análisis de nuestra relación con las mismas. Parece una contradictoria relación de conocimiento y negación, de rechazo y de uso.En algunos canales,antes que comience un filme se me advierte que contiene "lenguaje adulto".¿Como se supone que es ese lenguaje?¿Si lo vamos a llamar adulto,no se supone que sea maduro,sensato,claro y constructivo? Le decimos a los niños que no las usen y les enseñamos otra cosa con el ejemplo.¡Y pensar que tantas cosas desagradables son dichas cada dia sin siquiera utilizarlas! Si alguien es llamado,por ejemplo, "fascista cachorro del imperio",¿Se está usando palabrotas?Estrictamente hablando,no,porque esos terminos figuran en los diccionaraios y no como insultos.¿Y se está usando un lenguaje adulto? No lo creo,porque ser adulto no implica una necesidad de expresarse de esa manera.¿Es mala la palabra, el significado, el uso,la intención, el ejemplo, o la actitud? Estas palabras parecen ser sintomas,nos indican que hay un problema. Cuando tengamos claro donde está el problema,sabremos cual podria serla mejor manera de afrontarlo.