lunes, 7 de abril de 2008

¿Bajará el indice de natalidad?


Foto: Esparta






El domingo leí una noticia cuyo título llamó mi atención: baja la tasa de natalidad en el pais.
Según el informe,ha estado descendiendo desde la década de los 90 y continúa la misma tendencia.Parece que en esto nos empezamos a parecer a Europa,donde está ocurriendo lo mismo.
La preocupación expresada en el artículo es que para el año 2050 se detendria el crecimiento demográfico en Argentina,habría más gente mayor que jóvenes de 14 años, y se podrían acentuar las desigualdades sociales. En lo personal,pienso que muchas preocupaciones tenemos hoy en dia como para pensar en el año 2050. En segundo lugar, muchas cosas pueden cambiar en ese tiempo, y en tercer lugar, hoy en dia hay otro tema en discusión: ¿Es una buena decisión traer hijos a este mundo en crisis?
Muchas parejas deciden no tener hijos porque quieren más tiempo para ellos y para sus carreras profesionales. Otros no los tienen porque piensan que no podrán mantenerlos o porque la situación mundial seguirá empeorando.
Si observamos los datos de la realidad con atención,vemos que hay algo de verdad: el cambio climático seguirá agravandose aún cuando hagamos importantes cambios hoy mismo. Nada parece indicar que habrá menos guerras,menos violencia,y más empleos. ¿Significa esto que no teber hijos es una opción razonable? Supongo que la decisión depende de cada persona.¿Que institución o gobierno podría decirle a una persona o una pareja lo que debe o no debe hacer?
¿Se terminaria el mundo si no tuvieramos hijos? En realidad,el mundo seguiria existiendo.Es la humanidad lo que se terminaria. No parece que la tierra necesite a los seres humanos paras seguir existiendo. ¿Y si se terminara la humanidad,cuanto se perdería? ¿Que pasaria con miles de años de cultura,arte,filosofia,y otras características únicas de nuestra civilización?
Creo que si muchas personas consideran alternativas como no tener hijos o tener solo uno,es porque se pierde cada vez más la confianza en los politicos y las instituciones en general,lo cual es peligroso,porque si bien es en grupo,organizados,como hacemos las guerras,tambien en en grupos,colaborando con objetivos en común,como podemos sobrevivir y mejorar nuestra sociedad.

4 comentarios:

Natacha dijo...

Jorge, nunca dejará de haber niños. El ser humano nace dotado, como bien sabes, de instintos básicos, que superan todos los demás obstáculos.
Si bien estoy de acuerdo en la paternidad responsable y admiro a quien decide no tener hijos porque no se siente capaz de educarlo o dedicarle el tiempo preciso.
Yo habría sido muy infeliz si no hubiese podido poner en ese mundo a mis dos chicos... pero respeto al que decide de manera coherente no tenerlos.
Un beso de una mami convencida.
Natacha.

Jorge L. López dijo...

Gracias Natacha por tu opinión. He procurado exponer con objetividad los diferenets puntos de vista existentes,y como afirmo en el articulo,nadie podria venir a decir,ni del gobierno ni de otras instituciones,que hacer o que no hacer con respecto a tales decisiones,que dependen de cada uno. No hay una única manera de ser feliz.

penelope dijo...

En el mundo todavía hay muchas zonas por poblar...no creo que nos empezemos a amontonar como cucarachas como para preocuparse por la explosión demográfica o la tasa de natalidad...las desigualdades sociales tienen que ver con la mala distribución de la riqueza, muchos tienen poco, y pocos tienen demasiado...ahora, me parece respetable la desición de no traer hijos al mundo, cada uno con su rollo, lo que sí les digo, se pierden de un sentimiento tan inmenso y profundo que es dificil describir con palabras, y lo lamento muchisimo.No hay nada que no se pueda hacer por tener un hijo, al contrario, ellos te dan la fuerza y el motivo para no bajar los brazos...besos y éxitos...

@Patrulich dijo...

Hola, Jorge. Me quedé en una frase que escribiste: "No parece que la tierra necesite a los seres humanos para seguir existiendo". Es más, creo que si no tomamos real conciencia en lo inmediato sobre el gravísimo problema ambiental, empeoraremos la cuestión, sin duda.

En cuanto a la decisión de tener o no hijos, creo que va más allá de la decisión o sugerencia de algún gobierno. Recuerdo una película que vi hace muchísimos años, donde los matrimonios eran perseguidos si tenían más de un hijo, y las mujeres embarazadas se escondían para que no se supiera su estado. Dios nos libre si tuviésemos que llegar a tal extremo! Claro que sólo era ficción...

Un abrazo!