lunes, 13 de octubre de 2008

Facultades alteradas ( 8 ) Final


Foto: marcusrg
Esta es una historia ficticia, obra de la imaginación. Cualquier similitud con lugares, personas o hechos reales es pura coincidencia. Obra previamente registrada.





13. Ellos

- Tú debes ser descendiente del primer Janius. – dijo uno de ellos.- Después de todo, la última barrera funcionó.
-Y ustedes son quienes empezaron esto. –dije. – Acabo de verlo allá dentro.
-Tu familia siempre tuvo esas capacidades. -. Dijo el segundo de ellos. – Por eso el primer Janius nos ayudó mucho durante la Edad Media. No todas las leyendas de la época eran falsas, ni se reducía todo a superstición.
-¿A qué se refiere con “la última barrera”?- preguntó Amanda, ya repuesta.
-Lo supiste todo el tiempo.-Le expliqué. –Las leyendas suelen tener algo de verdad. Abrieron un portal sin tener conciencia de lo que hacían, y pensaron que lo habían sellado. Solo habían conseguido retrasar todo este tiempo los esfuerzos de esa entidad. La última barrera no eran las puertas, sino la esperanza y la búsqueda de realización personal que atraería a la gente de bien, incluyéndome a mí. El descendiente de quien los ayudó antes. El heredero de esas mismas capacidades. Por eso sentí que la entidad me tocaba peo no podía poseerme. Por eso tuve las visiones, y tal vez por eso vine a este lugar a estudiar desde un principio, como si fuera mi destino.
-¿Y ellos?
- Llamémoslos, así: Ellos. Supongo que los caballeros no desean publicidad, a pesar de estar entre nosotros desde hace siglos.
-Al igual que su antepasado….-dijo la mujer. –…no lo hacemos ni por fama ni por dinero. Solo por proteger a quienes no entenderían que hay en el mundo mucho más de lo que imaginan.
Ella hablaba mientras depositaba en el piso una caja y la abría: contenía un extraño artefacto. Era una esfera reluciente, como una gran bola de cristal, apoyada en una base con teclado y una pequeña pantalla.
-Esta vez la podemos sellar definitivamente. –Agregó.- Ya ordenamos la evacuación de toda la zona.
-¿Qué es eso?- le pregunté.
-Tecnología, por supuesto. Así supimos que el portal estaba abriéndose de nuevo: percibimos las alteraciones causadas en el espacio-tiempo, como un sismógrafo percibiría los sismos previos a un gran terremoto. Este artefacto es experimental. En teoría, puede causar una implosión de gran magnitud que haga colapsar el tejido del espacio-tiempo dentro de un área limitada, y así cerrar el portal entre ambos mundos.
- ¿Y en la práctica?
- En la práctica, estaremos probando un explosivo experimental en los cimientos de un edificio. Es el único recurso que tenemos. Si falla, el edificio será lo que menos nos preocupe a todos.


14. Implosión

- Tendremos una única oportunidad. –les dije. – Apóyenme en todo lo que necesite.
- Puede contar con eso.- dijo el primero.
-Amanda, vas a esperar aquí afuera en caso de que alguno de nosotros salga herido y necesite ayuda para caminar. Usted. –Miré al segundo.- Deme su arma.
- No lo va a matar con balas.
-Lo sé.-dije mientras la tomaba y le quitaba el seguro. – pero es suficiente que lo debilite para que ustedes no sean poseídos. Denme 30 segundos. Después entran con el artefacto e inician la cuenta regresiva.
Entré al pasillo apuntando hacia el fondo. La luz se hacía ya muy intensa.
-Ja…nius.
La entidad comenzaba a atravesar el portal. Adoptaba mi forma física como si no tuviera una propia, cosa que creí probable. No tener una forma le permitía adoptar muchas. Quienes lo apoyaban estaban cerca ya a punto de cruzar, podía sentirlos.
Avancé con pasos firmes mientras le disparaba una y otra vez. No lograba más que retenerlo en el sitio donde se encontraba. Comenzó a reírse de mí, sintiéndose ya victorioso. Para ese momento yo ya había avanzado hasta el espejo y le disparé la última bala, rompiéndolo en docenas de pedazos.
Ellos entraron mientras yo luchaba cuerpo a cuerpo con la entidad debilitada.
-¡30 segundos!- gritó uno de ellos.
-Golpeé a la entidad y con una de mis piernas lo empujé con todas mis fuerzas de nuevo a través del portal. Mi carrera empezó.
Pasillo, escaleras, nuevos pasillos… otro tramo de escaleras. Ellos y Amanda se encontraban ya muchos metros más adelante. Corríamos tanto como daban las piernas y los pulmones. La cuenta regresiva terminó cuando ya habíamos ganado el exterior. En los primeros tres segundos no pasó nada. Luego el suelo comenzó a temblar. Detrás de nosotros el edificio entero temblaba. Colapsó y cayó sobre sí mismo como en las demoliciones, pero no se terminó allí. Los escombros se hundían bajo el suelo. Ese suelo mismo que pisábamos parecía moverse lentamente hacia atrás. Una corriente de aire trataba de succionarnos hacia la fuente de la implosión. Todos los objetos que estaban sueltos, papeles, hojas de árboles, eran arrastrados hacia ese lugar. Sentía como si estuviera nadando contra la corriente, corriendo contra el viento, y por un momento no sabía si escaparía de ese efecto.
Cuando todo finalmente pasó, sólo quedaba un enorme cráter. Ese era el sitio donde Amanda y yo nos habíamos conocido, donde habíamos llegado buscando futuro, donde persistíamos en nuestro esfuerzos a pesar de tanta burocracia. Un espacio vacío, no solo en el terreno. La última barrera había funcionado, tal vez a un precio muy alto.


15. Vacaciones anticipadas.

Como correspondía, Ellos se ocuparon de la construcción de un nuevo lugar donde estudiar, esta vez mucho más moderno y confortable, y sin demonios incluidos en el diseño. Tal vez fuera verdad que todo pasa por una razón. En cuanto al cráter, no era posible ocultarlo ni negarlo. Explicaron la caída de un meteorito detectado con poco tiempo de anticipación, apenas suficiente para evacuar la zona. Hasta hicieron filmaciones trucadas que mostraban la caída y aparecieron supuestos testigos del hecho, así como científicos que explicaban el fenómeno al mejor estilo de los canales de documentales.
En lo que respecta a nosotros dos, Amanda y yo, Ellos estaban agradecidos y preguntaron qué podían hacer por mí. Yo supe exactamente lo que quería.
- Por fin solos.- le dije a Amanda mientras la abrazaba.
A lo lejos, el cielo casi se confundía con el horizonte. El mar estaba en calma y el clima era de mucho amor. La experiencia de tener mi propio yate era maravillosa, y la compartía con la persona que más me importaba en el mundo.
-¿ Dónde iremos? – preguntó ella.
- Elige un destino. Te ofrezco el mundo. –le respondí antes de besarla.

Final



Si buscas otra historia con estos personajes, recomiendo Speculum, ambientada un tiempo después.

8 comentarios:

Natacha dijo...

Acabo de terminar tu historia y me ha gustado mucho. Veo que te gustan las peleas cuerpo a cuerpo.
Interesante tema y bonita resolución... los demás siguen manipulando las cosas que no tienen explicación...
Un beso. Ha sido un placer leerte, amigo.
Natacha.

Jorge Fenix dijo...

Natacha: la resolución de la trama era precisamente un problema ( ya resuelto ), pues me animé a empezar el relato sin saber como terminaba, confiando en mi creatividad.
Parece que escribí el final influído por el tipo de peliculas de accion y aventura que me gustan. Como ejercicio ha sido muy bueno para mi, me alegro de que también te haya gustado leerlo.
UIn beso,amiga.

Marinel dijo...

Dios, cómo me ha gustado!. Me has tenido en vilo con los seres venidos de otro portal,esos seres endemoniados que incluso poseen a la mujer que amas para dañarte (bueno a tu protagonista).
Me has hecho recordar un algo, las películas de los hombres de negro, pero en plan serio, que también las hay.
Mezclas un poco de todo.
Comenzó siendo una historia que parecía ser aventuras y desventuras de un estudiante aplicado y un tanto volátil y nos has metido de lleno en el miedo, suspense,criaturas demoníacas y amor maravilloso con final feliz...
Qué sofoco he pasado pensando que podían morir succionados...
Me encantó, amigo mío.
Cómo me gustaría escribir así de bien.
Besos mil.

Jorge Fenix dijo...

Marinel: ha sido algo delirante y vertiginoso, saltando de género, improvisando, inventando, mezclando. Por eso me gustó hacerlo, por tomarme la libertad de hacer lo que no suele ser "tecnicamente correcto" pero es divertido,creativo,imaginativo.
También estaba el desafio de publicar una entrega sin tener escrita aun la siguiente.
¿Que haria proximamente? Ensayar otro relato por entregas, hacer uno que sea interactivo y los amigos participen, como "Speculum", o uno donde voten por lo que debiera pasar luego...todavia no lo se, pero escucharía ideas.
Tu escribes bien y vas a escribir mejor en la medida en que continúes haciendolo cada dia. Dale tiempo al tiempo.
Un beso.

Sendieva dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jorge Fenix dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Conchi dijo...

Hola, Jorge. No sé cómo se había despisatdo a mí esta entrada con el final de la historia. Lo siento.
Acabo de leerla y quiero felicitarte pues conseguiste mantener la atención y la intriga.
Te deseo mucha suerte en tu vida como escritor.
Un abrazo.
Conchi

Ah, te agradezco que eligieras el cuento de Alí Babá. Será estupendo leerlo.

Jorge Fenix dijo...

Conchi: gracias, me alegro de que te haya gustado. Trabajaré mucho para que me vaya bien como escritor. Ya tengo algunas ideas sobre la version alternativa de Ali Babá, me tomo mi tiempo para escribirla.
Un beso.