martes, 5 de mayo de 2009

Agorafobia: temor vs. amor


Agora en Atenas, Grecia.
Foto: Matthijs Koster



Hace ya como 20 años que experimenté los primeros síntomas de agorabofia ( ver este link ), sin saber en ese momento qué era lo que pasaba y en qué consistía. Los médicos tampoco lo sabían al principio. En general, eran episodios de incremento de adrenalina, stress y ansiedad en un cuerpo joven y perfectamente sano. Por un mecanismo conocido como proyección, yo tenía la impresión de que el problema estaba en el exterior y no en lo más profundo del espíritu, donde realmente ocurría. Después de todo, yo puedo saber dónde está mi cuerpo, pero..¿dónde estoy "yo"? ¿Dónde está mi conciencia, mi alma, mi sentir, tan bien localizada que se la pueda señalar con una precisión de una millonésima de milímetro? Los humanos, incluso teniendo cuerpo, somos inmateriales, nuestro lenguaje lo es, y nuestras preocupaciones, deseos y temores también lo son. Nuestra "realidad" es un conjunto de descargas eléctricas interpretadas según nuestra cultura y nuestras experiencias y aprendizajes.
Un problema invisible me impedía salir de casa, pasear, viajar, estudiar, hacer muchas cosas. Los familiares y amigos no lo entendían, yo no sabía explicarlo, y los psicólogos eran una decepción tras otra. ¿Qué pasó entonces? Me cansé también de ese problema y decidí que había llegado el momento del contra-ataque: el valor. Me refiero al valor que consiste en sentir el temor a pleno...pero seguir adelante.
Entre la meditación, la investigación y las bibliotecas, llegué a compreder varios puntos importantes. En primer lugar, el problema no estaba afuera, sino dentro. Segundo, la agorafobia no era el auténtico problema, sino el conjunto de síntomas. Tercero, ésta fobia, como otras, puede ser superada. Cuarto, el temor se vence con acción y con amor. Quinto, cuando se supera un problema como este, se vuelve uno más fuerte.
Sería complicado poner en palabras lo que costaba ir a la universidad, al cine, al centro de la ciudad, la costa, o incluso viajar. Todas esas cosas que ahora me gusta hacer cada vez que el tiempo y el bolsillo me lo permiten. Una vez me preguntaron cómo era que yo conocía varios temas de psicologia, que si yo era un psicólogo. Yo respondí con mi habitual sentido del humor: no, soy un paciente, con años de experiencia. Estos años sirvieron para que busque dentro de mi y me conozca mejor, me supere a mi mismo, me vuelva más fuerte, y pueda decir a otros que éste y otros problemas pueden superarse.
Soy un escritor, un artista, y los artistas tenemos licencia para ser excentricos, neuróticos, inconformistas, creativos, originales,y gracias a otro mecanismo conocido como "sublimación", canalizar cuanto nos pase por dentro en la forma de obras. En mi caso, cuentos y poemas.


Desde un punto de vista budista, diría que el temor proviene del apego. Nos apegamos a muchas cosas y entonces tememos perderlas. ¿Qué nos pertenece, qué cosas no perderemos nunca? Las construcciones se deterioran y caen con el tiempo, los cuerpos se reducen a cenizas, las vidas pasan una tras otra. Para los que son creyentes, nuestro espíritu es lo único que nos llevamos, y conviene entonces tenerlo en el mejor estado posible. Para quienes no son creyentes, la cuestión es la misma también, pues piensan que esta es la única vida que tienen, y por tanto, no tiene sentido malgastarla cultivando estados negativos.Como decía antes, uno de los factores que me permitió superar el temor fue el amor; por la pareja, por la naturaleza, etc. No subestimen el poder que tiene para vencer cuanto se le cruce en su camino.

12 comentarios:

Reina dijo...

Bueno, buenísimo Jorge; mi fobia es la contraria; no puedo con los espacios cerrados y llenos de gente, jamás voy en metro (ni falta que me hace) puedo moverme de ptras maneras, por eso ni intento superarlo; pero tienes razón y me ha encantado este párrafo: "Soy un escritor, un artista, y los artistas tenemos licencia para ser excentricos, neuróticos, inconformistas, creativos, originales,y gracias a otro mecanismo conocido como "sublimación", canalizar cuanto nos pase por dentro en la forma de obras. En mi caso, cuentos y poemas.

Besos

Jorge Fenix dijo...

Reina: gracias por tus comentarios. Ya ves que no es algo que quiera esconder,sino publicarlo con todas las letras. El citado es un párrafo que escribo con orgullo, sin quitarle nada, pues puedo ver el lado bueno de todo eso, el lado creativo,artístico, que me gusta y ha gustado a otros. Si puedo asi alentar a otros a superarse, mejor aun.
Un beso.

Solcito dijo...

Tiempo que no dejaba un comentario aquí...
Muy interesante tu artículo. Estoy en un momento de mi vida en el que el temor está haciendo estragos en mí, pero trabajando en ello, en superarme.
Coincido con vos, en que no hay que subestimarnos, que tenemos que ser conscientes que podemos con los obstáculos que se nos presenten.
Besos.

Jorge Fenix dijo...

Solcito: yo pienso en esos casos qué se puede perder, si es realmente más importante que perder la paz, el bienestar, la felicidad. El temor se enfrenta con acción, pues muy dificilmente una persona pueda temer, imaginar,pre-ocuparse y estar ocupandose del problema al mismo tiempo. Los esfuerzos para superarse siempre tienen sentido.
Un beso.

Natacha dijo...

Muy interesante Jorge, es un trastorno muy invalidante.... Es necesaria mucha fortaleza y conocimiento de uno mismo para superar algo así. Te felicito amigo.
Te dejo un beso, cielo.
Natacha

Jorge Fenix dijo...

Natacha: no llegaria a describirlo porque sentirlo es la unica forma de conocer plenamente como es, y es preferible no saberlo. Todo esfuerzo para superar ese y otros problemas tiene sentido, y es importante recordar que se puede.
Un beso,amiga.

Marinel dijo...

He visto algún que otro programa sobre este tema, y es lastimoso ver cómo sufren las personas que lo padecen, y el esfuerzo que tienen que hacer para superarlo.
El amor es mucho más fuerte que cualquier otro sentimiento,o eso quiero pensar y creo firmemente.
Yo, tengo fobia a los bichos en general, sean insectos terrestres o voladores...no puedo evitar ponerme a temblar si veo una cucaracha o chillar histérica si se me posa una abeja o incluso si una hormiga me recorre la piel...
De pequeña soñé,durante mucho tiempo, el mismo sueño, donde yo permanecía en el centro de una vacía plaza, en solitario, hasta que de pronto por todas partes salían una especie de bichos que comenzaban a devorarme...
Ufff, aún me cuesta hablar de ello.
Siempre despertaba entre alaridos de dolor al notar los mordiscos...
Creo sinceramente,que eso es lo que me impide ser normal en ese aspecto...
No obstante, lo he superado bastante, y por amor a mis hijos he matado alguna que otra avispita puñetera.
En fin,¡qué misterio de mente y cuerpo tenemos!¿verdad?
Besos,Jorge.

Jorge Fenix dijo...

Marinel: los temores han dado ideas para peliculas y obras de ficcion en general, como Vértigo,Los pájaros, Aracnofobia, etc. En la película Copycat la protagonista es una detective que sigue el caso desde su casa porque tiene agorafobia no superada.
Pienso que no nos corresponde aprender a vivir con eso, sino aprender a superarlo.
Un beso,amiga.

Conchi dijo...

Hola, Jorge. Hacía días que no te visitaba pero no me he olvidado de ti, ehhh.
Escribiste muy bien sobre uno de los miedos, pues son tantos los que podemos tener... Yo también tengo algunas fobias y a mi edad no he podido superarlas, ya creo que lo mejor es aceptarlo y vivir con ello.
Un abrazo, amigo, y mucha suerte.
Conchi

Jorge Fenix dijo...

Gracias por pasar por aqui, Conchi. Todos tenemos algun temor o incuso alguna fobia. Yo insisto no en vivir con eso sino en lograr superarlo, y de hecho, ya la ha superado bastante si bien algo queda,algun residuo d ela misma que no impide una vida normal.
Debe ser señal de que debo seguir buscando dentro de mi,como haré.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Genial, sería bueno que además de este medio todos tengan un foro, les cuento que yo hace mucho tenía uno, pero por tiempo lo dejé. Bueno les dejo este sitio donde pueden obtener su foro gratis sin necesidad de saber programación.

Anónimo dijo...

es muy cierto creo una de las causas principales de la agarofobia es la falta de amar o ser amado, como tu dices amar a la pareja, a la naturaleza, a una vocacion, a Dios, vaya que compleja es la vida, creo todo ser humano desde niño ama a algo o alguien, de niño amaba la literatura, la musica y la naturaleza pero lo perdi por tomar un rumbo equivocado en la vida y eso me produjo la agarofobia que todavia no lo supero pero no me doy por vencido gracias por los comentarios de todos ustedes que es muy valioso para mi