viernes, 1 de julio de 2011

Creatividad,musas y bloqueos




Uno de los principales problemas que acechan a quienes escribimos suele ser la falta de inspiración. Uno está rodeado de historias, uno tiene sus propias historias también;por lo tanto, parecerían en principio difícil que uno no sepa qué escribir. En lugar de decir "no se me ocurre nada", conviene preguntarse: ¿No me ocurre nada? Siempre nos está ocurriendo algo, y si no a nosotros, a otros. Cualquier historia que se nos ocurra estará basada en experiencias y sensaciones conocidas por otras personas.La creatividad no está necesariamente en escribir algo completamente nuevo, sino la manera de contarlo.
Es una lástima que estas habilidades no sean enseñadas en la escuela. Por el contrario, fuimos todos con un mismo uniforme,hicimos las mismas cosas en los mismos horarios, aprendimos a absorber conocimientos y ponerlos en práctica, pero sin darles una vuelta de tuerca.Se que el orden y la rutina tienen un sentido, pero los excesos no son buenos. Recuerdo que en una ocasión, una maestra rechazó una muestra de creatividad cuando dibujé un caballo y lo pinté de color verde. Me pareció novedoso y creativo su momento darle un toque diferente. Hoy en día, millones de personas han visto "Avatar", el filme donde humanoides azules montan sobre grandes fieras del mismo color. Imagino que ese director habrá tenido otras maestras. ¿Cuántas personas han hecho cursos sobre creatividad o han aprendido por su cuenta acerca de ese tema, para así recuperar esa habilidad "dormida"?



La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando.
Pablo Picasso (1881-1973) Pintor español.



A veces, entre amigos y colegas, mencionamos a las musas. Un artículo de Wikipedia se refiere a estas figuras mitológicas de la siguiente manera:

En la mitología griega las musas (en griego antiguo μοῦσαι mousai) eran, según los escritores más antiguos, las diosas inspiradoras de la música y, según las nociones posteriores, divinidades que presidían los diferentes tipos de poesía, así como las artes y las ciencias. Originalmente fueron consideradas ninfas inspiradoras de las fuentes, cerca de las cuales eran adoradas, y llevaron nombres diferentes en distintos lugares, hasta que la adoración tracio-beocia de las nueve Musas se extendió desde Beocia al resto de las regiones de Grecia y al final quedaría generalmente establecida.

Las nueve musas canónicas son:

Calíope (Καλλιόπη, ‘la de la bella voz"); musa de la poesía épica (canción narrativa)
Clío (Κλειώ, ‘la que celebra’); musa de la historia (epopeya)
Erato (Ἐρατώ, ‘amorosa’); musa de la poesía lírica (canción amatoria)
Euterpe (Ευτέρπη, ‘deleite’); musa de la música, especialmente la de la flauta
Melpómene (Μελπομένη, ‘cantar’); musa de la tragedia
Polimnia (Πολυμνία, ‘muchos himnos’); musa de los cantos (himnos)
Talía (θάλλεω, ‘florecer’); musa de la comedia
Terpsícore (Τερψιχόρη, ‘deleite de la danza’); musa de la danza y poesía coral
Urania (Ουρανία, ‘celestial’). musa de la astronomía y poesía didáctica

A pesar de la extendida creencia, no había correlación entre las artes tradicionales (que por otra parte eran seis) y las Musas, siendo tal asociación una innovación posterior.



"Mi musa se ha ido de vacaciones", diria en broma una de mis amistades. "Yo tengo mis métodos para ponerla a trabajar", respondo en broma también.¿Cómo invocaríamos a las musas en el siglo XXI? Imagino a alguien marcando un número en su teléfono celular, tal vez uno de esos que tienen conexión a internet,gps, cámara, y unas cuantas cosas más. Una grabación diría: "Gracias por comunicarse con el servicio de Musas.Si busca inspiración para cuentos, marque el 1, si necesita inspiración para novelas,marque el 2, si requiere inspiración para canciones,marque el 3...". Esto me recuerda que afortunadamente siguen existiendo cosas que el dinero no puede comprar ( para todo lo demás, siempre hay publicidades de tarjetas de crédito).


El genio es un uno por ciento de inspiración y un noventa y nueve por ciento de sudor.
Thomas Alva Edison (1847-1931) Físico e inventor estadounidense.



La creatividad no es una habilidad exclusiva de especialistas. No la usan únicamente quienes quieren vendernos celulares, computadoras, autos, viajes,etc. Todo nosotros la usamos diariamente casi sin darnos cuenta: al crear excusas por llegar tarde al estudio, a casa o al trabajo, al encontrar "razones" para no hacer una tarea que nos disgusta o dejarla para otro momento, y si hablamos de personas infieles, algunos podrían considerar convertirse en escritores. En mi caso, es tan útil el descanso y la meditación como también la música clásica. Esas diferentes alternativas, junto con la práctica constante de la escritura ( ni un dia sin una línea ), ayudan a mantener en buena forma la creatividad y la imaginación. Si conocen otras técnicas para estimular ambas habilidades,no dudan en compartirlas en la sección de comentarios. Cuanto más creativos seamos, más interesante haremos nuestro mundo.