martes, 13 de enero de 2009

Mi rosa blanca



Foto:

Carlos Reusser M.








Ya muchos conocerán el famoso poema de José Marti:

Cultivo una rosa blanca
En julio como en enero
Para el amigo sincero
Que me da su mano franca

Y para el cruel que me arranca
El corazón con que vivo
Cardo ni ortiga cultivo
cultivo una rosa blanca.


No deja de tener vigencia en ninguna época. Muy por el contrario, en nuestros dias es más necesario que nunca oir esas bellas y a la vez sabias palabras. La lucha por alcanzar y conservar la paz no parece ser menos complicada que la lucha armada. Cualquiera diria que la paz y las buenas relaciones son algo deseable, y sin embargo, no entiendo por qué no se hacen todos los esfuerzos necesarios, en concordancia con ese supuesto. Hace tiempo, en la facultad, una profesora dijio una frase interesante: "un hombre es todos los hombres". Un ser humano pasará por circunstancias similares a los demás, desde el nacimiento a la muerte: temores, alegrias, búsquedas, decisiones,etc. Un ser humano que sepa estar en paz consigo y con el mundo es un buen principio para la paz. Si además de eso, dos seres humanos logran solucioinbar sus diferencias, ese es otro paso, pues si dos pueden, también un grupo, una comunidad, un país, un mundo. Por eso me interesa siempre procurar buenas relaciones, solucionar diferencias, dialogar, tal vez con excesiva confianza en el diálogo, mucho optimismo, pero no termino de creer que eso sea malo.

En estos dias vemos con horror la tragedia humanitaria en Gaza, ese holocausto palestino. ¿ Cómo podríamos esperar la paz entre dos pueblos si no lográramos primero la paz en nosotros mismos y con nuestros vecinos, amigos, conocidos?


"¡He sido insultado!, ¡He sido herido! ¡He sido golpeado!. La ira cesa en aquellos que no albergan este tipo de pensamientos. Las ocasiones de odio ciertamente nunca son apaciguadas mediante el odio. Son apaciguadas estando libre de odio. Esta es una ley eterna."

Dhammapada, texto budista


A mi en particular me han echado en cara, con intención de herirme, mi condición de estar en el paro actualmente, y de no estar casado o en pareja en estos dias. Pues bien, me alegro por quienes tienen trabajo y pareja, y espero sinceramente que no deban pasar por esta situación de paro que nos causa stress a muchos. Si la intención fue herirme, debo decir que muy por el contrario, me siento muy animado, porque ahora soy más consciente de que no estoy haciendo lo suficiente, que no estoy dando el 100% de lo que puedo dar, y desde ahora lo haré. Lejos de estar herido, agradezco la acción, por ponerme en marcha, por ser una ocasión para ejercitar mi autocontrol, y además perdono, y cultivo una rosa blanca. Espero que la paz interior y la paz en el mundo sean objetivos alcanzables en el transcurso de este año, o que al menos demos pasos importantes en ese sentido.




4 comentarios:

Marinel dijo...

Hola Jorge.Además del precioso poema de José Martí,tu entrada me parece muy entrañable.
Cultivar una rosa blanca y mostrarla al mundo.Tan hermosa, tan pura e inmaculada...como deberían ser las relaciones humanas que se han deshumanizado.
Si uno no quiere,dos no riñen se dice...creo que esto también podría valer para lo contrario, si uno quiere dos hallarán la paz.
El problema es que no se quiere de verdad,en mi humilde opinión.
No alcanzo a entender qué tipo de intereses acechan para que así sea,pues por muchos que hayan, no me parecen lo suficientemente importantes como el daño que están causando...
Mucha gente es mezquina y cruel.No se detienen a pensar que mañana de lo que se han mofado de otro, puede ocurrirles a ellos...parece que todo les resbala y no es así.
Tu actitud es magnífica porque sabes ver flores en el desierto, y así es como llegarás a tener un jardín precioso.Estoy segura de ello.
Perdona de nuevo la extensión de mi comentario,pero no sé decirlo con menos palabras...lo siento
Muchos besos.

Jorge Fenix dijo...

Marinel: no hay problema con tu extensión, me gusta leerte no solo en tu blog sino tambien en tus opiniones. Creo que quienes se niegan a la paz piensan que están ganado algo por otro camino: poder, dinero,energia,etc. En realidad es un muy mal camino cuyas consecuencias se volverán contra ellos, pero lo verán a largo plazo, mientras sufren personas inocentes.
A escala más pequeña, las relaciones entre personas, dos o más, tambien son fundamentales, porque alli donde haya muchas relaciones sólidas y positivas, la paz esta bien protegida sin necesidad de armas.
Un beso,amiga.

Colo dijo...

HOla amigo, te conozco desde el juego de Conchi y vine a recorrer tu espacio, me encantó!

Al poema de Martí lo llevo conmigo siempre! Qué lindo fue leerlo aquí!

Besos

Jorge Fenix dijo...

Gracias Colo, el juego de Conchi fue muy divertido para todos. Pienso estar en su próxima actividad tambien.
Un abrazo.