miércoles, 1 de abril de 2009

Diario de un estudiante ( 3 )


Foto:Piutus








En casa, abril 2007

En otras épocas no había tantos recursos para estudiar y practicar idiomas: revistas con CD-rom, TV por cable con series y filmes en inglés, internet con páginas para aprender, páginas para chatear en otros idiomas,etc. Yo también tenía el mencionado libro de gramática, que no era uno más,sino uno de los mejores,más completos y más fáciles de comprender aun cuando estuviera totalmente en inglés. Luego vería que otros estudiantes más avanzados también lo tenían. Aprendí mucho sobre la marcha, a tiempo para ponerlo en práctica.

Universidad, Abril 2007

Las clases habían sido interesantes aunque todo un desafío.Tal vez me costaba el doble que a otros mantenerme a la altura requerida, y estaba dispuesto a hacer el esfuerzo necesario. No había otro resultado posible en mi mente que el de aplicar mi capacidad y aprender. Algunas clases las teníamos en un laboratorio de idiomas, un aula con unas 18 cabinas, cada una con sus auriculares para escuchar las grabaciones. Las profesoras eran más fáciles de entender, porque hablaban en inglés pero eran argentinas, no tenían acento británico o yanqui. Además, habían tenido una exigente formación para que su habla fuera clara. En cambio, las grabaciones cotidianas de británicos comunes entrevistados...esa era otra historia. Me sentía como el especialista de sonar de un submarino, escuchando con toda mi atención unos ruidos y tratando de identificarlos, pues mucho dependía de tener éxito al hacerlo.
Al principio el grupo de 65 estudiantes de Ingles Nivel Inicial tuvo que dividirse en grupos más pequeños, por la capacidad para 18 estudiantes a la vez del laboratorio. Con el paso de las semanas, empezaban a notarse más y más espacios vacíos. Eventualmente, llegarían a sobrar los espacios.


Universidad, mayo 2007


Llegó la fecha del primer examen parcial. En la materia teníamos que aprobar dos exámenes parciales, si uno salía mal, teníamos un "recuperatorio", un nuevo examen, nueva oportunidad para el primer y el segundo parcial. Si en el recuperatorio alguien también fallaba...recordaría al terminator diciendo :"hasta la vista, baby".
Eso no era todo. También había que tener al menos 75% de asistencia a las clases teóricas, 75% de asistencia a las clases prácticas y 75% de trabajos prácticos aprobados. además, el primer parcial era escrito, pero el segundo tenía dos fechas: el examen escrito y el oral. Si fallabas uno de los dos y su recuparatorio....pues, hasta la vista,baby.
¿Que pasó en esa ocasión especial? Pues luego del primer examen parcial y su recuperatorio hubo más espacios libres. El mínimo necesario para aprobar eran 57 puntos. Yo había sacado 62. Me sentía como Indiana Jones: me había salvado del abismo agarrandome del borde con los dedos y las uñas.

Continuará...

3 comentarios:

Conchi dijo...

Uffff, mientras leía podía notar tus nervios y preocupación. Me alegro que no te despidieran con el "bye, bye, baby!",jeje.
Te felicito por tu esfuerzos y tus éxitos.
Un abrazo.
Conchi

Jorge Fenix dijo...

Conchi: La historia va bien hasta ahora. Buen esfuerzo me ha costado. Ya esta publicada la cuarta parte y este asunto sigue en estos mismos dias.Procuraré escribir un final feliz.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Buen comienzo