miércoles, 17 de abril de 2013

Fotografias: nuestras particulares miradas del mundo




Aprecio mucho las actuales cámaras fotográficas porque he conocido las limitaciones de las anteriores. Las fotografías de mis primeros años están en blanco y negro. Después aparecen algunas fotos en colores, aunque no muy bien definidos. Faltaban como 30 años o más para que se empezara a hablar de megapixeles. Había rollos de 12, 24 o 36 fotos, por lo cual había que seleccionar bien cada una, esperar a que se hubiera completado el rollo y volver a esperar hasta que ese rollo fuera revelado.¿Se acuerdan?  Entonces uno sabía cuántas de esas fotos habían salido bien, además de enterarse, de vez en cuando, que el rollo no había sido puesto correctamente y por lo tanto ninguna foto había salido. Lo más avanzado que conocía al respecto eran esas cámaras que de inmediato dejaban salir un papel, y a de poco aparecía la fotografía sobre el mismo. Algunos sabrán esto tan bien como yo, mientras que otros mucho más jóvenes se sorprenderán de lo complicado que resulta para obtener fotografías con esos "primitivos" instrumentos
La cámara que actualmente uso es más pequeña que una de mis manos, y sin embargo puede tomar fotografías en diversas condiciones de luz, ajustarse para diversas distancias, autodispararse  con un mecanismo de tiempo y grabar video con audio incluido. ¿Cómo no asombrarse? Un artefacto como ése no aparecía ni en los primeros capítulos de "Viaje a las estrellas".
Ahora salgo a  pasear y mirar con atención a mi alrededor cuanto me parezca destacable o digno de ser fotografiado. No he tomado ningún curso de fotografía, apenas he leído el manual de la máquina. Me encuentro a menudo con otras personas tan "originales" como yo que le toman fotografías a los mismos paisajes al mismo tiempo. En una ocasión, en la playa, me encontré con otro "fotógrafo" que me pidió que le tomé una foto con su propia cámara. Después preguntó si lo quería que me tome una foto con la mía, pero yo sólo iba interesado en paisajes.
Me asombra que incluso ese aparato pueda identificar rostros y señalarlos con un rectángulo de color. Por si fuera poco, la tarjeta de memoria tiene capacidad para cientos de fotos, o sea que yo podria cansarme de tomar imágenes antes que se complete la capacidad de la misma. Un botón para tomar la imagen, otro para verla de inmediato y otro para borrarla si no me gustó. Cuando creí tener suficiente asombro por un día, recordé que una cantidad mucho mayor de fotos o videos podría ser guardada en un pendrive más pequeño que uno de mis dedos, pero ese es otro tema. Me alegro sobre todo, de que ese tipo de tecnología haya encontrado una aplicación pacífica al alcance de muchos y que nos permite conservar bastante buenos momentos.

Leia Mais…

martes, 16 de abril de 2013

Llamativa tendencia al exhibicionismo


Imagen: larsjuh


"Al fin solos", uno podía pensar en otra época. La intimidad existía como una circunstancia bien apreciada.¿Quién no necesita momentos para estar solo, o para estar a solas con la persoma amada? Son los instantes de encuentro con uno mismo, para bien o mal, aquellos en los que podemos descubrir más detalles personales que tal vez no habíamos notado o no queríamos notar.  Si son momentos compartidos con alguien especial, se crean más estrechos lazos, con una mutua confianza donde no se usan las máscaras que consciente o inconscientemente se porta en lo cotidiano.Nos presentamos ante la otra persona como no lo haríamos antes nadie más, con nuestros sentimientos, virtudes y defectos. Sin embargo, algo ha estado cambiando últimamente.
Es la tercera vez desde diciembre que veo en las noticias que se difunde un "video hot" de una persona famosa, del cual se afirma que ha sido robado del teléfono o de la pc hogareña de la persona en cuestión. Hay casos anteriores, bastante para enumerarlos, no solo en este país. Entonces me pregunto..¿Es una moda?¿A mucha gente le ha dado por filmarse? Al buscar más información he notado que es una tendencia en crecimiento. Según un artículo de un conocido diario, ver link, habrían aumentado en un año la cantidad de videos eróticos caseros subidos a la web, en un 50%. Si duda es un número significativo. Solo en el sitio web mencionado, según ese artículo se habrían subido unos 150.000 archivos en el último año, divididos en un 80% de fotos y un 20% de videos. Por lo tanto, los videos caseros robados a famosos eran apenas la punta del iceberg.
¿Por qué algunas parejas renunciarían voluntariamente a la intimidad y se arriegarían a exponerse? Algunas posibles respuestas se presentan en ese mismo texto: verse como si se fuera otro, narcisismo, exhibicionismo, una supuesta mirada autocrítica para mejorar detalles o querer demostrar algo. En este punto vienen bien algunas aclaraciones: no todas las parejas que se filmen o se fotografien comparten ni suben ese material.  Lo que hagan dos adultos en su privacidad, sin violar leyes, y de común acuerdo solo les incumbre a ellos, incluso asi lo indica un artículo de la constitución. la cuestión llamativa es la tendencia a salir de ese ámbito privado.
¿Cuánto se exhibe también en publicidades, en series y películas que se pueden ver las 24 horas por cable? Estamos en una época en que para mucha gente "tener es ser" y entonces se muestra lo que se tiene y se compara.
Exhibir proviene del latín "exhibere",mostrar, presentar, y en ese sentido no se limita a la sexualidad. Aún recuerdo cuando llamaba la atención en mi ciudad que algunos hombres comenzaran a usar un aro en una oreja. Actualmente hay hombre y mujeres jóvenes con tatuajes que cubren total o parcialmente brazos y piernas, piercing en la nariz, una ceja,o incluso en sitios no visibles. En cuanto a las orejas,he llegado a ver pequeños discos en los lóbulos, similares a los que usan algunos nativos africanos para agrandarlos más de su tamaño natural. De nuevo digo, cada adulto hará con su vida lo que guste. Sólo me pregunto, en primer lugar, si pasada la moda permanecerá el gusto por un tatuaje permanente; en segundo lugar, si no será en cierta medida una cuestión de imitar a otros para sentirse incluído en un grupo social, o para competir a ver quién se atreve un poco más en ese sentido.
He visto en una libreria un libro que enseña cómo hacer videos eróticos caseros, con detalles técnicos y recomendaciones sobre la manera de desenvolverse.No forma parte de mis costumbres,pero imagino que a otras personas les servirá -y me alegro por esas personas-lo que pueda forjar más estrechos lazos entre ellos, con la precaución de no guardarlo en su pc.  En cuanto a mi manera de destacarme, consiste en formar parte de una minoría que no lleva un solo tatuaje, guardando el respeto por quien decida tenerlos. Mi grupo de pertenencia es el de los autores,asi que dentro del mismo es donde procuraré "exhibir" mi imaginación para escribir historias.




Leia Mais…

lunes, 15 de abril de 2013

Los cambios tecnológicos y los protagonistas humanos


Foto: Jun's World


En otros tiempos, hace cientos de años, una persona podía pasar su vida sin notar algún cambio importante en la manera de ver el mundo o de vivir en el mismo. Un día alguien inventó la imprenta, otro día se descubrió el "nuevo mundo", pero eran hechos excepcionales.

 Vivimos en una época en que somos testigos y protagonistas de muchos cambios. Recuerdo los discos de vinilo que se escuchaban con el "tocadiscos" y requería que estuviera en buen estado la púa y limpio el disco a oir. Más tarde llegó el walkman, qué diferencia respecto al tocadiscos, qué avance. Podía llevar la música conmigo,mientras durasen las baterías. Insertaba un cassette y hacia rodar la cinta. Le reemplazó el discman, que tuvo sus 15 minutos de fama, y cayó  rendido ante el mp3, y actualmente, el mp5 con pantalla tactil, que además toma y guarda fotografias, videos, tiene juegos y sabe hacer otras cosas. Es mucho mejor que aquel comunicador que usaban en los primeros capítulos de "Viaje a las estrellas", ese que luego fue superado por los teléfonos celulares.

¿Qué decir sobre los teléfonos? Recuerdo los momentos en que todos tenían el mismo tono de llamada. Al oirlo sonar, cuatro o cinco personas buscaban el suyo hasta que uno anunciaba "es el mío". Ahora entre otras cosas, tienen GPS, como para asegurarse de que nadie sea capaz de perderse en su propia ciudad, o para espiarnos mejor, yo nunca he confiado en esos aparatos.
En cuanto a computadoras, la primera que tuve era un commodore 128, que podía actuar como si fuera un modelo 64, y solo me servía para usar algunos juegos primitivos. Incluso la consola Atari, anterior, la consideraba mejor. Yo volvería a jugar un rato al pacman, space invaders o asteroides, aun cuando haya conocido el Quake, Call of Duty o Sims 2.

Los primeros discos eran grandes, muy chatos y de poca capacidad. Fueron reemplazados por los discos más pequeños y de mayor capacidad, los de 1.4 pulgadas, a su vez ampliamente superados por los CD-Rom y los DVD, y luego los pendrive. Es decir, el equivalente de más de 1000 discos de 1.4 pulgadas en la palma de la mano, fácil de llevar en un bolsillo.

Recuerdo todo eso y ni siquiera tengo 70, o 60 años, apenas 41. También recuerdo la TV en blanco y negro,con solo dos canales. Es que, ciudadanos y ciudadanas, chicos y chicas, existe una vida sin Internet, o al menos existía. Podíamos vivir muy bien sin eso, y posiblemente más felices.  Tenemos herramientas que nos permiten obtener y acumular mucha información, pero debemos saber qué es útil y qué nos distrae de positivos propósitos.Podemos escondernos detrás de una pantalla, pero eso nos quita la oportunidad de poner en prática el valor para superarnos, y resolviendo problemas de frente hacernos más fuertes.

Tomemos el ejemplo de un martillo. Para un niño podría ser visto como un juguete; para un loco,como un arma, para una persona común, una herramienta; para un profesional, la missma herramienta pero con mayor eficacia. Asi son estas tecnologías también. Abren muchas posibilidades, y nos dejan a solas con nuestro sentido de responsabilidad y nuestra conciencia. Por lo tanto, en internet existen las oportunidades y los peligros, los servicios y los virus, la pornografia, las noticias, las ONG y los proyectos educativos. Ni buena ni mala por si misma, simplemente un reflejo del mundo real. Es el mejor momento para que avance también la conciencia, que se produzca un importante avance en la misma. Ya que tenemos las mejores herramientas conocidas hasta ahora, habrá que pensar cuidadosamente para qué deseamos usarlas.


Leia Mais…

Elecciones y decisiones en Venezuela.



Foto: Andrea Daza Tapia

Digo elecciones y decisiones, no como sinónimos, sino por decisiones tomadas antes y sobre todo después del proceso de elección presidencial. Me llama la atención la manera en que se ha polarizado la postura de mucha gente, no solo en Venezuela, sino incluso en otros países, desde donde se sigue este tema como una atrapante novela latinoamericana. Como en toda novela que atraiga nuestra atención, nos preguntamos cómo será el siguiente capítulo. A tal punto llega la polarización, que entre mis amistades hay personas chavistas y antichavistas, y las mismas posturas toman en Argentina muchas personas que comentan en redes sociales y al pie de artículos de periodicos online. 
¿Por qué ese interés y esas tomas de posición desde Argentina, si después de todo no es nuestra elección? Porque Chavez y la presidenta eran buenos amigos, y hasta parecían haber ido a una misma escuela:  allá en los discursos se dice "venezolanos y venezolanas" y aqui de pronto empezamos a escuchar "argentinos y argentinas". Allá había largos discursos y aqui cadena nacional cada dos por tres con cualquier excusa. 
Observo otro detalle importante: hace no mucho tiempo no existía una oposición firme en Venezuela que pudiera disputar una elección de manera tan ajustada. En Argentina todavía no la hay, pero...¿por qué no podría llegar a existir también dentro de un plazo razonable?
Tras la elección se toman decisiones, y no todas fueron las más acertadas. Los dos candidatos hablaron de paz, pero la paz no se habla sino que se practica. No se practica si se habla de desconocer la voluntad de la mayoria y de fraude sin evidencias, ni con acusaciones sobre un supuesto pacto.
En Facebook hay páginas de ambos bandos con miles de seguidores. En twitter se refleja también la batalla mediática. Algo similar ya había pasado en México y en Estados Unidos, es decir, dos candidatos tan peleados por cada voto que uno de los dos luego no acepta el resultado.Es una realidad que supera las ficciones que conozco, y que no son pocas. Supongo que algun dia se filmarán películas sobre estos acontecimientos.
Uno podría suponer que obtener cada vez más votos sería visto por la oposición como señal de que están progresando, y que a ese ritmo pueden ganar la próxima vez. Sin embargo, cuestionar el resultado es cuestionar al pueblo, perder seriedad y confiabilidad, contribuir a un clima de tensión y división. Ya hubo un intento de golpe de Estado que se originó en la actitud de no aceptar un gobierno elegido por la mayoria. Las decisiones que se tomen en adelante indicarán si se logra superar los "ismos" que dividen a la gente, y son varios, de tipo político y económico.
En Argentina no hay por el momento una división similar, sino una multiplicación por dos. Hay dos estadísticas sobre la inflación, la oficial y la real; dos valores del dólar, el que no se puede comprar en la cantidad que uno quiera libremente y el del mercado negro; dos visiones sobre la inseguridad, la que la gente común percibe en las calles y  la del gobierno que acusa a los medios de crear una "sensación de inseguridad",como si nos asustaran hablándonos del "hombre de la bolsa". Ya sabemos cómo son las estadísticas: si un hombre tiene dos autos y otro no tiene ninguno, entonces hay un auto por persona  y somos todos felices.
Creo que seguiremos las noticias desde aqui  interesados en saber cómo evolucionan- o no- ideologías similares, como reacciona la gente ante  desafios cotidianos en comun, qué es lo que funciona y lo que no, cómo diversos líderes pueden ganar o perder el apoyo de la gente, y sobre todo, cuánto de todo eso pueda ocurrir, en mayor o menor medida, en nuestra propia tierra.


Leia Mais…