jueves, 3 de julio de 2008

Amor y metafisica


Foto:seanmcgrath







Confieso que no capto, mi amor, la belleza oculta de tus matemáticas, pero conozco un hechizo que escapando a todo cálculo, nos muestra tal como somos y a la vez nos cambia. Puede más que un fénix, pues renace, perdona y olvida. Une a los opuestos, como tu mirada y la mia. Actúa como un héroe tenaz que desafia al odio, al temor y a las adversidades. Reconstruye las almas donde dolía su ausencia.Bajo su influencia la naturaleza conspira y el firmamento es silencioso cómplice y testigo. Cuando se enciende, te vuelves seductora y sugestiva sirena, me convierto en navegante, explorador, conquistador, enemigo de tu soledad. Nos acerca a la “pequeña muerte” y crea más vida y más estrechos lazos.
Dime, si quieres, que no crees en milagros o en la divinidad. Niega, si fuera posible, que los seres humanos somos los únicos seres que hacemos el amor, mientras apoyas tu cabeza en mi pecho y dormimos abrazados.

9 comentarios:

Sendieva dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jorge L. López dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Conchi (Conral) dijo...

Un bonito canto al amor este corto relato, Jorge. Espero seguir leyéndote durante mucho tiempo, porque sé que tú vas a seguir escribiendo.
Un abrazo.
Conchi

Jorge L. López dijo...

Gracias Conchi, como comenté en tu espacio, no solo soy de quienes gustan de escribir,sino de quienes necesitan hacerlo. Que bueno que tambien hay personas a quienes les gusta leerme.
Un beso desde este lado del mar.

los pensadores dijo...

Es un sentimiento hermoso, ojalá te dure para siempre.
saludos!!

@Patrulich dijo...

Hermoso y profundo, mi querido amigo. Y las palabras que usás, eternizan más el momento del amor.
Un gusto enorme leerte, como siempre.

Un beso grande

Jorge L. López dijo...

Gracias Patricia y pensadores, asi da gusto escribir, con gente a quien le guste tambien leer.
Saludos desde Mar del Plata

Tamujin dijo...

Hola Jorge,
Vaya que a veces uno se siente muy bien cuando existe esa quimica entre la otra parte y uno. En hourabuena por esos momentos imprescindibles!

Gracias por pasar por mi blog a pesar del rato que llevo de no escribir.

Saludos!

Jorge L. López dijo...

Tamujin: cada uno tiene sus ocupaciones ademas de escribir en el blog, asi que es normal que pueda pasar un tiempo entre un articulo y otro, o entre una visita y otra. Gracias tambien por pasar por aqui y por los comentarios.