viernes, 11 de enero de 2008

Desempleo y malas políticas


"Todos estamos comprometidos en la formación de la opinión pública y debemos obligarnos tanto a comprender lo que se necesita como a animarnos a decirlo claramente"
A. Einstein

A veces me pregunto como es posible que falte empleo en un mundo con más habitantes que nunca y con tantas cosas que deben ser hechas. No faltarían ni trabajadores ni tareas. Entonces recuerdo lo que dicen algunos políticos como excusa: falta "mano de obra calificada". Los eufemismos son interesantes. Se refieren a las manos en lugar de nombrar al ser humano completo, con sus necesidades. Dicen también "mano de obra barata" en lugar de "explotados". ¿Acaso es barata la vida de quien trabaja mucho más que un político y gana mucho menos?
Si un Estado se ocupa de recaudar impuestos, es de esperarse que invierta parte de los mismos en la educación y la formación de profesionales, para disminuir la exclusión, la miseria,el hambre,las enfermedades y la delincuencia. Al terminar la segunda guerra mundial,Japón estaba en ruinas. Su reconstrucción incluyó el hecho de darle una fundamental importancia a la educación, a tal punto que hoy es una potencia tecnológica. Escuché decir una vez a alguien sabio que "con dinero,un hombre puede seguir siendo un ignorante,pero con educación se puede dejar de ser pobre". ¿Que pasa si un Estado, en lugar de tomar ese camino, se preocupa más por firmar un Tratado de Libre Comercio? Me gustaría saber cómo haría la gente común para competir contra las principales potencias económicas. ¿Cómo podrían,sin una reforma radical en la educación, la capacitación profesional y el desarrollo de tecnología? ¿Como se podría,si los mejores profesionales existentes deben emigrar en busca de oportunidades que no tienen en su tierra? ¿Cómo podrían al menos alimentarse, cuando se dedica más hectáreas a la producción de biocombustibles que a la producción de alimentos? Según un artículo en Wikipedia,una plantación orientada a la posterior producción de biocombustibles deja ganancias cada seis meses, mientras que un area de pastoreo para alimentar vacas lo hace cada varios años. En México sube el precio del maiz, en Argentina el precio de la carne, en Italia el precio de las pastas y en España el de la harina,y como consecuancia ,el precio del pan.
¿Debemos pasar dificultades económicas o incluso hambre para que en los países del "primer mundo" tengan combustibles baratos? Ante malas políticas y malas empresas, es importante recordar que podemos reclamar, como votantes y como consumidores. Podemos expresarnos en blogs, cartas de lectores, campañas internacionales, y otros medios razonables. Podemos decir "no" muy claramente.

II

Creo que los niños y los filósofos hacen muchas preguntas. Lo considero positivo, porque en ambos casos persiguen el mismo fin: comprender el mundo que les rodea. Como se ve, yo no entiendo por qué estamos empeñados en mantener un sistema que está acabando con las reservas naturales y dañando el clima global, un sistema que necesita de la desigualdad para que un grupo de poderosos puedan darse sus lujos, un mundo donde el principal objetivo es la acumulación de la mayor cantidad posible de dinero y poder. Ese sistema no tiene futuro, porque ni siquiera este planeta lo podria soportar por mucho más tiempo.
No apoyo los "ismos" que tratan de disputarse constantemente el control del mundo y que tienen visiones incompletas de la realidad. Nadie debe ser excluído porque no tenga dinero o trabajo,porque piense diferente de como piensa un dictador o porque forme parte de un país militarmente más débil.El desafío es el mismo para todos: si no logramos tener un mundo más justo,no habrá un mundo para nadie.